Sumario

Productos naturales

Salud animal

Control de vectores

Reporte de caso

Evaluación toxicológica de la Gentamicina infusión intramamaria para uso veterinario

María R. Pérez Capote*
Irania Guevara Orellanes
Caridad C. Rodríguez Torres
Olga L. Ortiz

* Grupo Empresarial de Producciones Biofarmaceúticas y Químicas LABIOFAM. E-mail mreglap@infomed.sld.cu, labiofam@ceniai.inf.cu

La mastitis es una enfermedad compleja que puede definirse simplemente como una inflamación de la glándula mamaria [1-5], la cual es causada por infección intramamaria con un patógeno, pero también puede ser causada por una lesión (herida) y, menos frecuente, por alergia y neoplasmas [6]. Es una enfermedad altamente prevaleciente en el ganado vacuno, y es una de las enfermedades más importantes que afecta mundialmente la industria lechera; pues ocasiona pérdidas económicas muy fuertes a todos los productores de leche en el mundo [7] debido a la disminución en el rendimiento de leche y un aumento en el número de tratamientos clínicos y desecho temprano de vacas [8]. Por lo que se ha reconocido, durante algún tiempo, como la enfermedad más costosa en los hatos lecheros [9,10].

En la actualidad se han reportado más de 100 microorganismos como causantes de infección intramamaria. La mayoría de las infecciones, incluidas las de importancia económica, son ocasionadas por especies de estafilococos, estreptococos y bacterias gram-negativas. Las últimas son esencialmente coniformes [11].

Los antibióticos y sulfas en medicina humana y veterinaria constituyen una de las principales herramientas terapéuticas utilizadas en el control y, en algunos casos, en la erradicación de enfermedades infecciosas de origen bacteriano. Sin embargo, existen numerosas publicaciones internacionales en el ámbito de la producción animal, incluyendo al ganado lechero, que señalan la existencia de multi-resistencia bacteriana, donde se indica además que las bacterias adquieren resistencia no solo a antimicrobianos de una misma familia, sino también a drogas con diferentes estructuras y mecanismos de acción [12].

La Gentamicinaes un agente antimicrobiano, aminoglucósido utilizado en el tratamiento de infecciones agudas con amenaza de muerte y en el tratamiento de infecciones graves causadas por cepas susceptibles de Pseudomona aeruginosa, Proteus sp, Enterobacter, Serratia sp, Klepsiella, Citrobacter sp, etc. o sea en infecciones debidas a gérmenes gram positivos y gram negativos. Terapéuticamente se utiliza en el tratamiento del tracto urinario, neumonía, meningitis, peritonitis, colibacilosis en cerdos, además de su uso en equinos y bovinos. [13,14]

La Gentamicina, como infusión intramamaria para uso veterinario, es una nueva formulación elaborada para el tratamiento de la mastitis. Para su empleo seguro y comercialización debe cumplimentar una serie de requisitos, entre los que se encuentran los ensayos de irritabilidad, instrumentados por la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OECD) [15], los que garantizan dentro del margen de error que siempre tiene aparejada la extrapolación del animal al hombre, que los productos que resulten no irritantes, no lo serán potencialmente en el hombre y en este caso particular al grupo de animales para el que esta destinado su uso.

Las investigaciones toxicológicas comienzan, generalmente, por los estudios de toxicidad de primera barrera. Estos estudios establecen el potencial tóxico y/o irritante de una sustancia, referido como el estudio cuali-cuantitativo de los fenómenos tóxicos y de su aparición en función del tiempo, tras la administración de una dosis única de la sustancia [16], los que conforman sobre el posible riesgo que conlleva la exposición aguda al producto y aportan una serie de datos preliminares para establecer niveles de dosis adecuadas en el diseño y ejecución de estudios posteriores [17]. Dentro de estos estudios de toxicidad se incluyen los ensayos de irritabilidad ocular y dérmica clásicos, criticados ampliamente en términos del bienestar animal y los métodos alternativos actuales in vivo e in vitro. A pesar del gran esfuerzo realizado en el desarrollo de métodos alternativos, son pocos los totalmente aceptados por las autoridades reguladoras [18]

La presente investigación tuvo como objetivo evaluar el potencial irritante dérmico y oftálmico de la presentación de la Gentamicina en infusión intramamaria para uso veterinario.

Materiales y métodos

Las muestras de Gentamicina infusión intramamaria (1.25%) fueron elaboradas y suministradas por el Grupo Empresarial de Producciones Biofarmaceúticas y Químicas LABIOFAM.

Animales: Conejos albinos New Zelanda con un peso corporal entre 1.8-2.0 kg, procedentes del Centro Nacional para la Producción de Animales de Laboratorio (CENPALAB). Para ambos ensayos los animales se mantuvieron siete días antes, y durante el ensayo (14 días), con pienso convencional para cada especie y agua ad libitum, a una temperatura de 20±4°C, un fotoperíodo de 12 h, y una humedad relativa de 70±5%. En todos los casos se recibió el certificado del centro productor CENPALAB, que evaluó su estado de salud según examen bacteriológico, virológico, parasitológico y patológico.

Ensayo de irritación primaria dérmica

Este estudio se realizó en correspondencia con la OECD [19], guía para testar químicos, procedimiento 404. Tres conejos albinos New Zelanda adultos jóvenes fueron empleados para este estudio, en los cuales se seleccionaron seis sitios de aplicación, tres para la Gentamicina y tres para el placebo. La vía de administración fue la aplicación directa de la Gentamicina infusión sobre la piel intacta. Esta vía de administración es estándar para la evaluación del potencial irritante dérmico. Un día antes de la aplicación, el pelo de los conejos fue removido de los flancos derecho e izquierdo. El día del ensayo antes de la aplicación se examinó el estado de salud de los animales, así como la piel por si existía alguna anormalidad, al no existir se procedió a la administración del producto.

Se aplicaron 0.5 mL de cada formulación sobre la piel intacta de los conejos en los diferentes sitios seleccionados, en los cuales se colocó un parche semi-oclusivo durante un período de exposición de 4 h. La evaluación individual de los sitios se realizó en correspondencia con el método de Draize [20] (tabla 1) a la(s) 1, 24, 48 y 72 h después de haberse removido el parche, se determinó el índice de irritación primario.

Irritabilidad Oftálmica

Este estudio se realizó en correspondencia con la OECD [21], guía para testar químicos, procedimiento 405. Tres conejos albinos New Zelanda adultos jóvenes fueron empleados para este estudio. La vía de administración fue la aplicación directa de la Gentamicina infusión en el fondo del saco conjuntival del ojo derecho, el ojo izquierdo sirvió de control. Esta vía de administración es estándar para la evaluación del potencial irritante oftálmico. Un día antes de la aplicación las estructuras oculares fueron examinadas para detectar anormalidades antes de la iniciación del estudio, así como el estado clínico general de los animales. Este examen pre-inicio se realizó empleando fluoresceína sódica y luz ultravioleta para detectar anormalidades en la córnea.

Se aplicaron 0.1 mL de la formulación en el fondo del saco conjuntival del ojo derecho, tomándose el ojo izquierdo del animal como control. Después de haber transcurrido una hora de exposición al producto, este fue retirado mediante lavados con solución salina fisiológica (0.9%) y comenzó el período de evaluación el cual se efectuó a la (s) 1, 24, 48 y 72 h posterior a la administración según la metodología establecida por Draize [20] a través de la examinación de conjuntiva, cornea e iris donde se tuvieron en cuenta elementos tales como eritema, edema, secreciones, respuesta a la intensidad de la luz, opacidad corneal, área de la cornea involucrada [20].

Resultados y discusión

Los ensayos de irritación, constituyen un componente importante dentro de los ensayos de toxicidad aguda [22,23], los cuales son diseñados para determinar el peligro potencial de una exposición aguda a los que el hombre está expuesto ya bien sea accidental o intencionalmente requeridos rutinariamente para diferentes clases de químicos [18,20].

Desde la década de los años 50 se ha utilizado universalmente el test de Draize, para evaluar el potencial de irritación ocular y dérmico de diferentes formulaciones sobre las membranas mucosas y piel a través de un método in vivo.

Tabla 1. Sistema de evaluación para la irritación de la piel.

Irritabilidad dérmica

El objetivo de este estudio fue determinar el potencial irritante dérmico de la Gentamicina infusión intramamaria tras una aplicación tópica única. Todos los animales estuvieron libres de irritación u alguna otra alteración hasta las 72 h que concluyó el estudio. Bajo las condiciones de este estudio el índice de irritación de la Gentamicina infusión intramamaria, así como del placebo empleado, fue igual a 0. Por tal motivo, se puede clasificar a la Gentamicina infusión intramamaria como no irritante para la piel. Todos los animales se mantuvieron activos y sanos, no hubo engrosamiento de la zona donde se aplicó el producto y de manera general mantuvieron una conducta normal correspondiente con su especie. Desde el punto de vista clínico no se produjeron alteraciones en los animales de ensayo.

Irritabilidad oftálmica

Las sustancias químicas al tomar contacto con las estructuras oculares, producen daños en las mismas que pueden ser graduadas y medidas para establecer el potencial irritante del material. El ensayo de irritación primaria ocular se realizó para determinar el potencial de la Gentamicina infusión intramamaria para causar irritación después de una única instilación tras vía de administración ocular. No se observó ni opacidad corneal niritis en ninguno de los animales tratados durante el estudio.

Todos los animales estuvieron libres de irritación ocular hasta las 72 h que concluyó el estudio, todos se mantuvieron activos y saludables, no hubo manifestación de ningún efecto farmacológico adverso. Bajo estas condiciones de estudio el índice de irritación de la Gentamicina infusión intramamaria fue 0. Así, se puede clasificar a la Gentamicina infusión intramamaria como no irritante ocular. Desde el punto de vista clínico no se produjeron alteraciones en los animales de experimentación.

Los estudios realizados evidencian que la formulación de Gentamicina infusión intramamaria no ejerce efecto irritante tras una única aplicación sobre la piel, así como tampoco sobre las estructuras oculares. En ambos ensayos los animales mantuvieron un buen estado general de salud.

Conclusiones

La Gentamicinainfusión intramamaria no produce irritabilidad dérmica ni oftálmica al no provocar alteraciones o modificaciones en las estructuras que fueron expuestas el producto evaluado.

 

Bibliografía

1.         De Oliveira A P, Watts J L, Salmon S A, Aarestrup F M 2000. Antimicrobial Susceptibility of Staphylococcus aureus Isolated fromBovine Mastitis in Europe and the United States.

2.         Riffon R, Sayasith K, Khalil H, Dubreuil P, Drolet M, Lagacé J. Development of a Rapid and Sensitive Test for Identification of Major Pathogens in Bovine Mastitis by PCR. Journal of Clinical Microbiology. 2001; 39: 2584-9.

3.         Soca P M, Suárez F Y E, Soca P M, Pestano O M, Puron G C A. Evaluación epizootiológica de la mastitis bovina en dos unidades ganaderas de la Empresa Pecuaria “El Cangre “. RedVet. 2005; Vol: VI, Nº 8. 1-10.

4.         Gill J J, Pacan J C, Carson M E, Leslie K E, Griffiths M W, Sabour P M. Efficacy and Pharmacokinetics of Bacteriophage Therapy in Treatment of Subclinical Staphylococcus aureus Mastitis in Lactating Dairy Cattle. Antimicrobial Agents And Chemotherapy. 2006; Vol: 50 (9) 2912-18.

5.         Biesenkamp-Uhe C, Li Y, Hehnen H R, Sachse K, Kaltenboeck B. Therapeutic Chlamydophila abortus and C. pecorum Vaccination Transiently Reduces Bovine Mastitis Associated with Chlamydophila Infection. Infection and Immunity. 2007; Vol: 75 (2) 870-77.

6.         Gonen E, Nedvetzki S, Naor D, Shpigel N Y. CD44 is highly expressed on milk neutrophils in bovine mastitis and plays a role in their adhesion to matrix and mammary epithelium. Vet Res. 2008; 39 (3): 29.

7.         Menzies P I, Ramanoon S Z, Mastitis of sheep and goats. Veterinary clinics of North America: Food Animal Practice. 2001; 17(2):333-58.

8.         Rabello R F, Souza C R, V M, Duarte R S, Lopes R M M, Teixeira L M, Castro A C D Characterization of Staphylococcus aureus Isolates Recovered from Bovine Mastitis in Rio de Janeiro, Brazil. J. Dairy Sci. 2005; 88:3211-321.

9.         Ceron-Muñoz M, Tonhati H, Duarte J, Oliveira J, Muñoz-Berrocal M, Jurado-Gámez H. Factors Affecting Somatic Cell Counts and Their Relations with Milk and Milk Constituent Yield in Buffaloes. J. Dairy Sci. 2002; 85:2885-9.

10.       Correa M G P, Marin J M. O-serogroups, eae gene and EAF plasmid in Escherichia coli isolates from cases of bovine mastitis in Brazil. Veterinary Microbiology. 2002; 85:125-132.

11.       Halasa T, Huijps K, Osteras O, Hogeveen H. Economics effects of bovine mastitis and mastitis management: A review. Veterinary Quaterly. 2007; 29 (1): 18-31.

12.       Bedolla CC, Ponce de León MER. Pérdidas económicas ocasionadas por la mastitis bovina en la industria lechera. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria. 2008; 9(4): 1695-7504.

13.       Stephan R, P Rusch. Current resistance status of Escherichia coli strains from bovine mastitis milk samples. Schweiz. Arch. Tierheilkd .1997; 139: 495-9.

14.       Martel J L, Tardy A, Brisabois R, Lailler M, Coudert E. Chaslusdancla. The French antibiotic resistance monitoring programmes. Int. J. Antimicrob. Agents. 2000; 14: 275-83.

15.       OECD Guideline for testing of chemical. 2002.

16.       Dipascuale L, Wallace H. 2001. Acute toxicity and eye irritancy. En: Principles and Methods of Toxicology. 4 ed. Philadelphia: Taylor and Francis; 4a: 853-917.

17.       Zavaleta A, Salas M, Villegas L, Castillo J. Farmacología de venenos y antiveneos de serpientes. Zavaleta A, Salas M, Cabezas C, Chang J, Carrillo C. (Editores). Ministerio de Salud, Instituto Nacional de Salud. Centro Nacional de control de Calidad. Serie de Documentos N0.6 Lima, FIMART. 1998:125.

18.       Martin VMP. 2007. Alternativas a la experimentación animal en toxicología: situación actual acta bioética. 13 (1).

19.       OECD Guideline 404 for testing of chemical. 2002. Acute Dermal Irritation/Corrosion.

20.       Draize JH, Woodar G, Calvery HO. Methods for the study of irritation and toxicity of substances applied to the skin and mucous membranes. Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics .1944; 82, 3377-90.

21.       OECD Guideline 405 for testing of chemical. 2002. Acute Ocular Irritation/Corrosion.

22.       Buehler EV. Testing to predict potential ocular hazards of household chemical. In: Toxicology Annual, edited by C.L. NY: Winek, Marcel Dekker; 1974. p. 53-69.

23.       Ecobichon DJ. The basis of Toxicity Testing. McGIII University. Dept. Pharmacology and Therapeutics. Montreal, Canada. 1994.